Categoría de navegación

Historias de Carretera

Carventuri Mompox
Historias de Carretera,

Destino Colombia: Mompox, Bolívar

En el último viaje de la serie Destino Colombia visitaremos un sitio en el que se respira realismo mágico. Cerramos con broche de oro este recorrido por algunos de los lugares más hermosos de nuestro país en el histórico pueblo de Mompox, en el departamento de Bolívar.

(Te puede interesar: Destino Colombia: Desierto de la Tatacoa, Huila)

Soñamos con Mompox

Santa Cruz de Mompox es un pueblo ubicado en la Isla Margarita, a orillas del río Magdalena, a seis horas de Cartagena. Fue fundado en 1537 y es famoso por haber sido un importante epicentro político durante el proceso independentista. Fue el primer poblado en declararse independiente del yugo español en 1810. El mismo Simón Bolívar reconoció su importancia al declarar: “Si a Caracas debo la vida, a Mompox debo la gloria”. 

Recientemente declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Mompox nos ha cautivado con su belleza idílica y el encanto de sus calles desde el principio de nuestra historia como país. Al referirse a este mágico lugar, el personaje del Libertador recreado por Gabriel García Márquez en el libro El general en su laberinto le asegura a su inseparable mayordomo José Palacios: “Mompox no existe. A veces soñamos con ella pero no existe”. Esa ilusión permanece intacta.

¿Qué es lo que tanto nos gusta de Mompox? Entre otras cosas, su arquitectura colonial bellamente preservada, su tradición artesanal y religiosa, y su profunda identidad caribe, cargada de realismo mágico. 

Pueblo orfebre

Una de las razones por las que Mompox es reconocido a nivel mundial es el arte de la filigrana, una compleja técnica de orfebrería que requiere gran paciencia, mediante la cual es posible fabricar hilos muy finos de oro y plata para hacer elaboradas piezas de joyería con gran nivel de detalle que tienen reconocimiento a nivel mundial.

La relación de los momposinos con el oro es muy antigua. Gracias a su privilegiada posición geográfica estaban a salvo de los ataques piratas que asolaban los mares y ciudades costeras. Además, al estar a la orilla del Magdalena, eran un paso obligado para los comerciantes que viajaban entre la populosa Cartagena de Indias y el interior del país, lo cual les permitió convertirse en un activo centro económico. Gracias a esto, fue posible promover y preservar tradiciones como la filigrana, uno de sus sellos de identidad

Cuando visites Mompox, un excelente plan es visitar la Escuela Taller, ubicada en la Plaza de Mercado, donde actualmente se sigue perfeccionando esta técnica. Estando allí puedes apoyar a los comerciantes locales comprándoles directamente estas valiosas piezas.

(Te puede interesar: “Mompox no existe. A veces soñamos con ella, pero no existe”)

Destino Colombia: 5 planes recomendados en Mompox, Bolívar

Déjate cautivar por los encantos de la “Tierra de Dios” (uno de los apodos con los que la gente se refiere a Mompox), haz la maleta y no dudes en visitarla. Eso sí, lleva ropa cómoda y agua para hidratarte, porque la temperatura promedio es de 33°C.  Ahora sí, estos son cinco planes que no te puedes perder cuando visites el Destino Colombia: Mompox, Bolívar.

Turismo religioso

Su vibrante tradición religiosa marca profundamente la identidad del pueblo y su gente. Sus templos, hermosamente conservados, son la mejor manera de apreciar la belleza colonial de Mompox. Toma nota: los más importantes son la Iglesia de la Inmaculada Concepción, ubicada en la Plaza de Mercado y también llamada la Catedral de Mompox, la Iglesia de Santa Bárbara y la Iglesia y Convento de San Francisco.

Así mismo, puedes visitar el Cementerio y el Museo de Arte Religioso. Por último, si quieres vivir una profunda experiencia de recogimiento, te recomendamos pasar la Semana Santa en Mompox, una de las más tradicionales del país. 

La Ciénaga de Pijiño

Realiza un tour hasta la Ciénaga de Pijiño, un lugar privilegiado para observar y disfrutar la naturaleza e imaginar los antiguos viajes por el poderoso Magdalena, el río que alguna vez conectó nuestro país, y por el que viajaron nuestros antepasados.

Calle de la Albarrada

Al recorrer esta emblemática calle, ubicada justo al lado del río Magdalena, podrás sentir en plenitud la magia de Mompox. Camina tranquilamente y déjate sorprender por las sorpresas que este pueblo detenido en el tiempo tiene para ti.

Destino Colombia: agéndate y disfruta de la música Mompox, Bolívar

Además de su famosa Semana Santa, el pueblo se ha consolidado como el escenario ideal de grandes eventos. En abril se realiza el conocido Festival de Música Sacra. Además, entre septiembre y octubre se lleva a cabo el famoso Festival Internacional de Jazz, punto de encuentro de grandes músicos nacionales e internacionales.

¡Disfruta la gastronomía momposina!

Cuando visites este Destino Colombia: Mompox, Bolívar, no puede faltar la buena comida. Cuando vayas, te invitamos a probar algunos de sus platos típicos como el vino de corozo o de tamarindo, el queso de capa y el dulce de papaya con piña o de limón en almíbar. 

(Te puede interesar: Destino Colombia: Villa de Leyva, Boyacá)

En la serie Destino Colombia recorrimos cinco de los sitios turísticos más increíbles de nuestra geografía. Sabemos que quedan muchos rincones por descubrir, por eso te invitamos a que tomes el volante y viajes por este país biodiverso y lleno de sorpresas. Lo único que te podemos decir es gracias por acompañarnos en la ruta.

Eso sí, nunca olvides que en Carventuri estamos para ayudarte a conseguir el carro de tus sueños, nuevo o usado.

Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.

Carventuri Tayrona Playa
Historias de Carretera,

Destino Colombia: Parque Tayrona – Magdalena

En la cuarta entrega de la serie Destino Colombia, haremos juntos un viaje místico a un territorio sagrado. Bienvenidos a una nueva aventura en el Blog Carventuri en la que visitaremos el Parque Tayrona, en Magdalena. 

(Te puede interesar: Destino Colombia: Villa de Leyva, Boyacá)

Naturaleza sagrada

Visitar el Parque Nacional Natural Tayrona, una de las reservas naturales fundamentales de nuestro país, es adentrarse en lo profundo de nuestra identidad. Considerado por propios y extranjeros como uno de los destinos imperdibles de Colombia, este paraíso es el lugar perfecto para descansar, entrar en contacto con la naturaleza y con uno mismo. Entre otros medios, el diario británico The Guardian y la revista Condé Nast Traveler destacan su belleza. Y no son los únicos.

Carventuri Destino Colombia Parque Tayrona

Antes de entrar en detalles, hay que tener claro que el Parque Tayrona (ubicado en Santa Marta, en la región caribe de Colombia) durante muchísimo tiempo ha sido hogar de las comunidades indígenas de los Arhuacos, Kogui, Wiwa y Kankuamo. Además de ser una de las reservas ecológicas más importantes del continente es un territorio sagrado. Por lo tanto, el respeto y el amor por la naturaleza deben ser las dos primeras cosas que debes empacar en tu maleta antes de visitarlo.

El parque tiene una extensión de 15.000 metros cuadrados de pura biodiversidad, de los cuales 3.000 son espacio marino. Uno de sus lugares más conocidos es la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña costera más alta del mundo. Así mismo, podrás encontrar numerosas playas y hermosos parajes naturales ideales para hacer ecoturismo. El Parque Tayrona se ha adaptado para recibir visitantes durante casi todo el año. Y puedes ajustar tus planes, según tus gustos y presupuesto. A continuación, te contamos qué puedes hacer en este Destino Colombia: Parque Tayrona.

(Te puede interesar: El Parque Tayrona se tomará un “respiro” tres veces al año)

Destino Colombia: 3 planes recomendados en el Parque Tayrona

¿Cómo llegar? Para llegar al Parque Tayrona en tu vehículo, debes hacer un viaje de aproximadamente 50 minutos desde el centro urbano de Santa Marta. Existe una gran variedad de lugares para visitar, según lo que prefieras. Por ahora, te recomendamos 3 planes que no te puedes perder.

Carventuri Parque Tayrona en Magdalena

La Ciudad Perdida

Sumérgete en el corazón de la Sierra Nevada de Santa Marta y encuentra la Ciudad Perdida, un antiguo lugar donde habitaron los indígenas Tayronas. También llamado el Parque Arqueológico Teyuna, en este destino ubicado más o menos a 1.200 metros sobre el nivel del mar, podrás descubrir las ruinas arqueológicas de esta civilización y hacer excursiones por la selva tropical, cascadas y ríos.

Disfruta las Playas

En total, el Parque Tayrona cuenta con 16 playas. A continuación te recomendamos 5 que no te puedes perder:

1. Neguanje y Playa Cristal: este recorrido para disfrutar con tus amigos y familia comienza en Neguanje, una playa que te ofrece una hermosa vista panorámica. Y a solo ocho minutos en lancha llegarás a Playa Cristal, considerada en 2018 como una de las mejores 25 playas de América del Sur en el listado Travellers’ Choice Beaches de la página TripAdvisor.

Carventuri Parque Tayrona en Magdalena Playas

2. Playa Arrecife: es la playa más grande del Parque Tayrona. No está permitido bañarse, a raíz del fuerte oleaje producido por las rocas y arrecifes que están al fondo del mar; pero es un agradable lugar para el descanso en el que encontrarás cabañas, zonas de camping y hamacas.

3. Playa Arenilla: disfruta de arena blanca y aguas tranquilas (y por supuesto, una preciosa vista) en Playa Arenilla, un hermoso paraje natural a solo 10 minutos de Arrecife, en el que sí es posible bañarse en el mar.

4. Playa Cabo de San Juan del Guía: por su hermosa y fotogénica vista, es una de las playas más populares entre locales y turistas.

5. Playa La Piscina: aunque es una playa pequeña y de paso, es una de las pocas donde los visitantes al parque pueden nadar tranquilamente sin preocuparse por los fuertes oleajes.

Carventuri Parque Tayrona en Magdalena

Sendero Los Naranjos

Si te gusta el ecoturismo, ¡este plan es para ti! Puedes realizar un recorrido de aproximadamente una hora a través de la selva en el sector del cañaveral. En el trayecto, además de disfrutar con la belleza de la naturaleza en su máxima expresión, encontrarás yacimientos arqueológicos. Y para rematar, puedes pasar un rato por Playa Cañaveral.

(Te puede interesar: Destino Colombia: Barichara – Santander)

Esperamos que hayas disfrutado este Destino Colombia: Parque Tayrona y que te animes a emprender la ruta y disfrutar de este hermoso destino que nos ofrece nuestro país. Recuerda que en Carventuri somos tus aliados para que cumplas el sueño de tener tu carro de manera fácil y rápida.

Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.

Carventuri Villa De Leyva en Boyaca
Historias de Carretera,

Destino Colombia: Villa de Leyva, Boyacá

Abrocha tu cinturón, porque en esta nueva entrada del Blog Carventuri seguimos viajando juntos por nuestro país. En la tercera entrega de la serie Destino Colombia, visitamos el reconocido municipio de Villa de Leyva, en Boyacá, uno de los destinos imprescindibles de la geografía colombiana.

(Te puede interesar: Historias de Carretera)

Un viaje en el tiempo

Uno de los comentarios más recurrentes que vas a encontrar sobre el municipio boyacense de Villa de Leyva es que, gracias a su arquitectura colonial, su tranquilidad y el estado de conservación de sus calles y construcciones, te sentirás detenido en el tiempo. Otro comentario común es que es uno de los pueblos más lindos de nuestra geografía. Cree ambas cosas sin dudar.

Para empezar, sus calles cuentan una parte importante de nuestro pasado. Para poner un ejemplo, en algún momento de la historia fue un epicentro político y fue allí donde el 4 de octubre de 1812, Camilo Torres fue elegido presidente en el Primer Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada. Tal es la importancia del municipio que en 1954 fue declarado Monumento Nacional.

Villa de Leyva está ubicado en el altiplano cundiboyacense a 3 horas de Bogotá y, como dato curioso, hace millones de años su territorio y alrededores estuvieron rodeados de aguas marinas. El municipio se ha convertido en un importante destino arqueológico, ya que han encontrado fósiles de animales prehistóricos de hasta 115 millones de años.

(Te puede interesar: Destino Colombia: Desierto de la Tatacoa, Huila)

Carventuri Villa De Leyva Boyaca plaza mayor

Destino Colombia: 4 planes recomendados en Villa de Leyva, Boyacá

Además de su valor histórico, arqueológico y artístico, Villa de Leyva es un destino turístico ideal gracias a los variados paisajes naturales que la rodean. Además de poder disfrutar del casco urbano del pueblo, en la zona rural, a pocos kilómetros, los visitantes pueden vivir otras experiencias en zonas desérticas o paisajes de páramo. Compartimos contigo los 5 planes imperdibles 

La Plaza Mayor

Para empezar, nos tenemos que situar en la imponente Plaza Mayor que, con sus 1.400 metros cuadrados, es una de las más grandes del país. Allí podrás apreciar la belleza colonial de Villa de Leyva en su máximo esplendor, con sus pisos empedrados y fachadas coloniales. Así mismo, si recorres los alrededores podrás visitar los siguientes lugares emblemáticos:

  • El Museo Paleontológico
  • La Casa Museo Antonio Nariño
  • El Museo Prehistórico
  • El Templo Parroquial de Nuestra Señora del Rosario
  • Y no te puedes perder la gastronomía local, que incluye platos típicos como el lomito del altiplano, la changua, el cordero al horno, los huevos con arepa, el queso paipa, entre otros.

Pozos Azules

A solo cinco minutos del pueblo podrás encontrar los Pozos Azules, un lugar en el que podrás conectarte con la naturaleza. Un verdadero regalo para los sentidos en el que, en un solo lugar, podrás apreciar aguas cristalinas, terreno desértico y bosque. Un paisaje inolvidable de colores contrastantes.

Un par de cosas que debes tener en cuenta. En primer lugar, debes saber que Los Pozos Azules se encuentran en propiedad privada, pero es posible ingresar pagando una entrada que cuesta entre $8.000 y $10.000. Así mismo, es importante que sepas que el agua de los pozos no es apta para bañarse, así que ten cuidado.

Carventuri Boyaca destino Colombia

Casa Terracota

También a cinco minutos de Villa de Leyva podrás encontrar la Casa Terracota, una obra inmensa creada por el arquitecto Octavio Mendoza y construida únicamente en barro. Un lugar surreal donde sentirás una conexión única con la tierra y nuestro origen.

La Casa Terracota tiene un área de 500 metros cuadrados y pesa 400 toneladas. Definitivamente, ¡es algo que no se ve todos los días!

Laguna de Iguaque

Ubicada en el Santuario de Flora y Fauna de Iguaque, a 25 minutos de Villa de Leyva, la Laguna de Iguaque es territorio sagrado para la cultura muisca ya que, según su mitología, de sus aguas emergió la madre de la civilización. El santuario está abierto al público y es el destino ideal para ti, si eres amante del ecoturismo. Algunas de las actividades que puedes hacer son:

  • Camping
  • Caminatas ecológicas
  • Avistamiento de animales y aves
Carventuri Villa De Leyva Espectacular

Destino Colombia: Villa de Leyva, hogar de festivales

Además de los planes que puedes hacer durante todo el año, a raíz de su belleza e importancia turística, Villa de Leyva es sede de diversos festivales durante el año. ¡Agéndate desde ahora!

Festival¿Cuándo se realiza? 

Festival de Astronomía
Debes estar atento porque este evento para observar y aprender sobre los cuerpos celestes, tradicionalmente se realiza en el primer trimestre de cada año.
Festival del JazzEntre junio y julio, este festival reúne a músicos nacionales e internacionales y al público alrededor de la cultura del jazz.
Festival Nacional del Viento y las CometasDurante tres días del mes de agosto, el colorido y alegría de las cometas se toma los cielos de Villa de Leyva

Festival Internacional de Cine
Este festival que se lleva a cabo en el mes de septiembre ha alcanzado gran reconocimiento y es una importante plataforma para realizadores independientes.
Carventuri Colombia Villa De Leyva en Boyaca

Gracias por acompañarnos a conocer este Destino Colombia: Villa de Leyva. Ahora es el momento de que te decidas y viajes a este evocador lugar, donde el pasado y el presente se funden en una experiencia inolvidable. 

Toma el carro y emprende el viaje, en Carventuri te acompañamos en cada paso.

Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad

Carventuri Desierto de la Tatacoa
Historias de Carretera, Tendencias,

Destino Colombia: Desierto de la Tatacoa, Huila

¿Qué palabra utilizarías tú para describir a Colombia? A nosotros se nos ocurren varias, pero la primera que se nos viene a la mente es sorprendente. Nuestro país nos regala diversidad en sus paisajes, su biodiversidad, su gente y costumbres. Y aunque hayamos nacido acá, nunca dejará de sorprendernos y maravillarnos. Por esa razón, en el Blog Carventuri seguimos explorando algunos de sus rincones más hermosos, para que te animes a conocerlos. La segunda parada de la serie Destino Colombia es el Desierto de la Tatacoa, en el Huila. ¡Bienvenido!

(Te puede interesar: 5 consejos para viajar por tierra en la “nueva normalidad”)

Un viaje al bosque seco tropical

Carventuri Desierto Huila

Hace aproximadamente 65 millones de años, los 330 kilómetros cuadrados que conforman lo que ahora llamamos el Desierto de la Tatacoa, estaban llenos de verde y fueron hogar de una gran cantidad de fauna y flora. Según Catalina Suárez, geóloga de la Universidad Nacional de Colombia, este ecosistema pudo haber sido tan rica en vegetación y especies como la Amazonía.

He aquí la paradoja y el milagro: la segunda zona árida más grande del país (después de La Guajira) no es en realidad (aunque así lo llamemos) un desierto. Es un bosque seco tropical que, con los años, fue secándose hasta convertirse en un territorio árido. ¿Será por eso que este lugar está lleno de vida y misterio? Eso te corresponde averiguarlo a ti.

Destino Colombia: ¿cómo llegar al Desierto de la Tatacoa?

Carventuri Desierto de la Tatacoa en Huila Colombia

Para llegar a este importante destino turístico del Huila, tu primer punto de referencia es Neiva, la capital del departamento. Desde Neiva debes tomar carretera más o menos por 2 horas hasta llegar a Villavieja, municipio aledaño al Desierto de la Tatacoa.

Toma nota: para poder ingresar al Desierto de la Tatacoa debes tener una reserva en un hotel o haber comprado un paquete turístico. Ahora sí, siguiente parada del Destino Colombia: Desierto de la Tatacoa, Huila

(Te puede interesar: Destino Colombia: Barichara, Santander)

Destino Colombia: 5 planes recomendados en el Desierto de la Tatacoa

Carventuri Destino Colombia Tatacoa Huila

Para disfrutar nuestro destino recomendado debes abrir el corazón y la mente a la aventura. E irte con la indumentaria adecuada, cómoda. En el día, la temperatura puede ascender a más de 40°C y en la noche aproximadamente 25°C. Compartimos contigo algunos planes imperdibles para que disfrutes al máximo este Destino Colombia: Desierto de la Tatacoa.

Cinco planes para vivir al máximo el Desierto de la Tatacoa

1. El Valle de los Deseos
En este lugar lleno de mística están los deseos de numerosos viajeros representados en pilas de rocas. Cuenta la leyenda que cuando una pila de roca es tumbada por el viento, quiere decir que el deseo se cumplió. Un buen lugar para comenzar.
2. Observatorio astronómico de la TatacoaTe lo aseguramos: no hay mejor lugar para ver las estrellas que es este bosque seco tropical, alejado de la polución lumínica y auditiva de la ciudad. Disfruta esta experiencia única y de las charlas dictadas por expertos que te explicarán los fenómenos celestes.

3.Cuzco y Los Hoyos
¿Te imaginas visitar Marte y la Luna en cuestión de horas? En una caminata de 2 a 4 horas puedes hacerlo. Comienza en el Laberinto de Cuzco, cuya tierra es de un fuerte color rojizo (como Marte) y donde verás formaciones geológicas de millones de años. La caminata luego te llevará a los Los Hoyos, una zona caracterizada por su color gris, como el paisaje lunar, que albergaba gran cantidad de fósiles.
4. Valle de XilópalosGrandes cañones y cactus gigantes se destacan en el precioso Valle de Xilópalos, otra parada obligada si vas al Desierto de la Tatacoa.
5. Museo Paleontológico de VillaviejaMás de 600 piezas arqueológicas con al menos 5 millones de años de antigüedad hacen parte de la colección del Museo Paleontológico, ubicado en el municipio aledaño de Villavieja ¿Ya viste el desierto? En el museo podrás reconstruir su historia.

(Te puede interesar: Desierto de la Tatacoa recibe certificación como destino turístico sostenible)

Carventuri-DesiertodelaTatacoa-Huila-6

¡El Desierto de la Tatacoa te espera! Abróchate el cinturón y prepárate para vivir una de las experiencias más inolvidables de tu vida. Y recuerda que en Carventuri te acompañamos en cada paso del camino.

Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.

Viajes Carventuri Barichara
Historias de Carretera,

Destino Colombia: Barichara – Santander

Somos privilegiados. Cada rincón de nuestro país está lleno de sorpresas y de historias por contar. Es por eso que en el Blog Carventuri queremos compartir con ustedes algunos de sus lugares más hermosos e inolvidables, para que tomen el volante y se animen a conocer nuestra geografía. La primera parada de la serie Destino Colombia es Barichara, Santander. ¡Bienvenidos!

(Te puede interesar: 5 consejos para viajar por tierra en la “nueva normalidad”)

Barichara, “lugar de descanso”

Es considerado el pueblo más lindo de Colombia. Y las razones sobran. Su tranquilidad, su esencia colonial, su clima cálido, la ancestral belleza de sus casas de tapia de estilo andaluz y sus calles empedradas, llenan de mística a Barichara y lo convierten en uno de los destinos obligados para turistas nacionales y extranjeros. 

En la lengua indígena Guane, Barichara significa “lugar de descanso”. Sencillamente, no puede tener un nombre más acertado. Si estás cansado del ruido y la congestión de la ciudad, en este municipio ubicado en el centro de Santander en el que el tiempo transcurre lento y la vida es mucho más apacible, podrás encontrar el deseado descanso.

(Te puede interesar: Marca Barichara, proyecto para potenciar el turismo)

Destino Colombia: 5 planes recomendados en Barichara, Santander

Barichara fue fundado en 1702 (¡tiene casi 320 años!) y, actualmente, gracias a su belleza y a la conservación de su arquitectura colonial, es reconocido como Patrimonio Cultural de la Nación. Pero les aseguramos que es mucho más que casas y calles bonitas; es un municipio en el que se respira arte e historia. A continuación, nuestros planes recomendados.

1. Visita al Parque para las Artes Jorge Delgado Sierra, un lugar lleno de cultura.
2. Disfruta una vista privilegiada en los miradores de la parte alta del pueblo, especialmente en el del Salto del Mico.
3. La Catedral de la Inmaculada Concepción, la Capilla de Jesús Resucitado y la Iglesia de Santa Bárbara son lugares preciosos y tradicionales para llenar de paz el espíritu.
4. El antiguo camino real de Lengerke es un hermoso recorrido para revivir la historia de nuestra gente y poder ver los parajes naturales más hermosos.
5. El Cementerio, caracterizado por las lápidas ocres talladas por artistas del pueblo, también es un lugar de paso importante para las personas que visitan Barichara.
Bonus: ¡Vamos a comer! Barichara es el sitio ideal para disfrutar de la deliciosa cocina santandereana. Te recomendamos la pepitoria, el mute, el cabro, la arepa de maíz pelado, las carnes oreadas y, por supuesto, la famosa hormiga culona. ¡Buen provecho!

(Te puede interesar: Conoce la historia de Barichara)

Destino Colombia: ¿Cómo llegar a Barichara?

Para llegar a Barichara desde cualquiera de las ciudades principales del país, los puntos de referencia más importantes son Bucaramanga, ciudad capital de Santander, y el municipio de San Gil, otro importante destino turístico del departamento.

Para tener en cuenta: la distancia entre Bucaramanga y Barichara es de 120 kilómetros. Un viaje de 3 horas aproximadamente. Por otro lado, el municipio de San Gil está ubicado a alrededor de 18 kilómetros, un recorrido de más o menos media hora. Con estos puntos de referencia podrás llegar fácilmente a tu destino.

(Te puede interesar: Paso a paso, prepara tu kit de carretera)

Espero que te haya gustado Barichara, Santander; la primera parada de Destino Colombia. En Carventuri queremos que vivas experiencias inolvidables a bordo de tu vehículo nuevo o usado. Nosotros te acompañamos en la experiencia, de principio a fin.

Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.

Historias de Carretera,

Historia de las marcas: Mercedes-Benz

Sofisticación, elegancia e innovación son tres palabras que describen a la marca invitada a esta entrega de la serie del Blog Carventuri sobre el origen y trayectoria de los grandes fabricantes de vehículos a lo largo de la historia. Empieza el recorrido por la historia de Mercedes-Benz. ¡Bienvenidos!

Daimler y Benz, protagonistas de la historia de Mercedes-Benz

La historia de Mercedes Benz comenzó a finales del siglo XIX y está íntimamente ligada al origen mismo del automóvil. Además, está asociada a dos grandes nombres: Karl Benz y Gottlieb Daimler, visionarios que vieron el potencial de un nuevo medio de transporte y comenzaron a trabajar para hacerlo realidad.

Tanto Benz como Daimler fundaron sus propias empresas y trabajaron en sus desarrollos e ideas. Cuenta la leyenda que Karl Benz fue el inventor del primer automóvil en 1883 (el Benz Patent-Motorwagen); un prototipo de tres ruedas que podía alcanzar una velocidad máxima de 17 kilómetros por hora: una verdadera hazaña para la época.

Diez años después, Benz también fabricó el primer vehículo de cuatro ejes: el Benz Victoria. Se estaban poniendo los cimientos de un invento que cambiaría la historia del mundo y de una marca que, hasta el día de hoy, es sinónimo de lujo e innovación.

(Te puede interesar: Historias de carretera)

Las dos obsesiones de Jellinek

Por su cuenta, Daimler, quien realizó importantes avances y desarrollos en el área de los motores, trabajó durante varios años sin obtener mucho reconocimiento. No obstante, su suerte cambió radicalmente cuando el empresario y diplomático austrohúngaro Emil Jellinek condujo uno de sus prototipos y decidió comercializar la marca en Francia, Estados Unidos, Bélgica, Austria y Hungría. Eso sí, con una condición…

Jellinek estaba realmente obsesionado con el nombre Mercedes. Todo cuanto podía lo bautizaba con este nombre. Incluso su hija de once años, cuyo nombre real era Adrienne, realmente era llamada Mercedes por todo el mundo. En resumen, el excéntrico empresario decidió unir sus dos pasiones en un solo proyecto: los automóviles y (por curioso que parezca) el nombre Mercedes.

A bordo de un vehículo de Daimler llamado Phoenix, Jellinek ganó la importante competencia Niza-Magnanone y dio a conocer la marca a nivel mundial. Daimler, por supuesto, aprovechó al máximo el espaldarazo, aunque su nombre había pasado a un segundo plano. La palabra Mercedes, de inmediato adquirió reconocimiento. El siglo XX pintaba bien…

Una unión para sobrevivir

Pero llegó la década de los ’20 y con ella la crisis económica, devastadora tanto para Daimler como para Karl Benz. Esta situación los obligó a fusionarse bajo el nombre de Daimler-Benz AG en 1926. Aunque todo el mundo, de ahora en adelante, conocería a la marca originaria de Stuttgart, Alemania, con el nombre de Mercedes-Benz, el que sigue siendo su nombre comercial.

En esta época también tiene su origen el popular logo de la marca: la estrella de tres puntas dentro de un círculo. Hay dos posibles teorías sobre el surgimiento de esta icónica imagen. La primera es que representa la capacidad de los motores desarrollados por Daimler de funcionar en los tres elementos: tierra, mar y aire. La segunda es que salió de una postal que Daimler le envió a su hija indicándole la ubicación de la fábrica en el área de Bad Cannstatt, en Stuttgart.

Sea cual sea el origen, esa idea ha permanecido intacta durante casi cien años y está profundamente posicionada en el corazón de la gente.

(Te puede interesar: La curiosa historia sobre el origen de Mercedes-Benz)

Una década de innovación

Después de la fusión, la nueva y flamante marca presentó su primer automóvil icónico: el Mercedes-Benz SSK y su versión ligera, el SSKL. Con 300 caballos de potencia, esta máquina podía alcanzar más de 230 kilómetros por hora. De inmediato, arrasó en circuitos de carreras de todo el mundo y comenzaron a sentirse “pasos de animal grande”. Mucha agua había corrido bajo el puente, desde que Karl Benz presentó su prototipo que alcanzaba los 17 kilómetros por hora.

En la década de los ’30, Mercedes-Benz ya tenía su vocación clara: autos de lujo y de alto rendimiento. Durante estos años presentó modelos emblemáticos como el 500 K, el 540 K, 170 V y el Type 230. Además, en 1936 llegó el 260 D, el primer automóvil de pasajeros movido por diésel, un verdadero avance.

Pero luego, llegó la guerra.

La historia de Mercedes-Benz: de las cenizas a la Fórmula 1

Durante la Segunda Guerra Mundial, hay que decir que Mercedes-Benz estuvo del lado equivocado de la historia. El saldo final, después de la derrota del régimen nazi (y con ella la caída del pueblo alemán), fue la pérdida del 90% de sus instalaciones. Para espíritus menos combativos, hubiera significado el final de la historia.

Pero, al igual que el resto de los alemanes, Mercedes-Benz se reconstruyó de las cenizas. Bajo la dirección de Alfred Neubauer, la marca decidió mantener su apuesta por los coches de lujo y alto rendimiento. Y para fortalecer nuevamente la marca llevaron a cabo una poderosa estrategia: para mostrar al mundo el poderío de sus vehículos, convencieron a tres grandes pilotos de Fórmula 1 de la época que se unieran a sus filas: Hermann Lang, Karl Kling y el legendario Juan Manuel Fangio.

Lewis Hamilton conduciendo un Mercedes-Benz W25 en Nürburgring

La idea funcionó. A bordo del imbatible 300 SL, los tres pilotos ocuparon los primeros lugares del podio y Mercedes-Benz consiguió posicionarse en la Fórmula 1 (de la cual sigue siendo protagonista) y otras competiciones. Así mismo, fue la cuota inicial para una exitosa reconstrucción.

(Te puede interesar: La historia de Renault)

“Un Mercedes-Benz siempre debería parecerse a un Mercedes-Benz”

Bruno Sacco, creador de la emblemática serie W123, fue quien dijo esta frase a comienzos de la década de los ´70. Con esta declaración marcó la línea estética sobre cómo debería lucir un vehículo de la marca de ahí en adelante. Más de 40 años después, los lineamientos propuestos por Sacco en esta icónica línea se mantienen.

De esta década también se destacan los modelos primeros modelos Clase S y Clase G, y los modelos Clase C, E y M, cuyo objetivo era impactar otros segmentos y (en la medida de lo posible) democratizar la marca. Estas líneas han evolucionado y se siguen desarrollando con gran éxito.

Historia de Mercedes-Benz: el presente

El desarrollo de la marca de ahí en adelante fue estable y constante. Un par de décadas después, en 1998, Mercedes-Benz y Chrysler se fusionaron, convirtiéndose en el tercer grupo automovilístico a nivel mundial. No obstante, esta aventura duró apenas 9 años.

A finales de la primera década del siglo XXI, Mercedes-Benz firmó un acuerdo con Renault. El objetivo: compartir desarrollos y tecnologías. De esta alianza surgieron el Mercedes-Benz Citan y el Renault Kangoo, y la marca alemana comenzó a utilizar motores Renault en sus vehículos Clase A y B.

(Te puede interesar: Llegó la segunda generación de la Mercedes-Benz GLA)

¡Cuéntanos qué tal te parece la historia de esta icónica marca! Y recuerda que en Carventuri te ayudamos a que compres el carro de tus sueños en un proceso rápido, confiable y totalmente online.
Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.

Carventuri Kia
Historias de Carretera,

Historia de las marcas: KIA

En la cuarta entrega de nuestra serie sobre las marcas de vehículos más destacadas de la historia emprendemos un recorrido a Corea del Sur para explorar la historia de Kia, uno de los fabricantes más exitosos de los últimos años. ¡Bienvenido al Blog Carventuri!

Un viaje en bici por Seúl

La historia de KIA comenzó en 1944 en Seúl, capital de Corea del Sur, bajo el nombre de Kyungsung Precision Corporation; un conglomerado de empresas dedicadas a la fabricación de tuberías de acero y otros elementos manufacturados.

Con los primeros años de la década del 50 llegaron nuevos aires para la corporación, cuando decidieron utilizar su materia prima en la realización de bicicletas, uno de los principales medios de transporte de la población. Fue así, como en 1952 presentaron la primera bici made in Korea: la Samchonriho. Ese mismo año cambiaron su nombre a KIA Industry Co. Ltd; una combinación entre el término coreano KI, que significa “salir hacia” “emerger” y la letra A final, que simboliza su continente de origen. 

El nombre, corto y preciso, significa algo así como el que surge de Asia

En el final de la década, además de continuar con la fabricación de motos, incursionaron en la construcción de motocicletas y triciclos motorizados. Así mismo, hubo un hito importante más: en 1957 inauguraron su primer gran fábrica en la ciudad Siheung

(Te puede interesar: La historia de Toyota)

La historia de Kia: en dos, tres y cuatro ruedas

A comienzos de la década de los 60 salió de la planta de Siheung el primer modelo de camionetas de la marca KIA: el K-360. Pero no eran vehículos diseñados para el uso de pasajeros. En realidad, eran triciclos motorizados con dos puestos delanteros y la parte delantera descubierta, diseñados para el transporte de carga.

Tras el K-360, durante el resto de la década, el fabricante lanzó modelos cada vez más potentes pero, en esencia, iguales: las camionetas T-1500, T-2000 y T-600.

Con la década de los 70 llegó la apertura con tres hechos claves: 1) Con el modelo Titán E-2000, la primera furgoneta de la marca lanzada en 1971, comenzó la era de los vehículos de cuatro ejes. Aunque estaba concebida como vehículo de carga, al igual que sus antecesoras. 2) Posteriormente, en 1973, entró en funcionamiento una nueva fábrica en Sohari. 3) Ese mismo año, el fabricante coreano comenzó la producción de motores de gasolina. Se estaban alineando los astros que, luego, le permitirían a la marca salir a tomarse el mundo.

En 1974 fue presentado en sociedad el Brisa 1.0; nada más y nada menos que el primer vehículo de pasajeros fabricado en Corea. Un año más tarde, KIA empezó a exportar sus  vehículos al exterior. También fueron pioneros en su país en este tema.

Kia Brisa

Finalmente, para cerrar una década de siembra, KIA desarrolló alianzas con marcas europeas y comenzó a producir algunos de sus modelos. Específicamente el Peugeot 604 y el Fiat 132. No sería la última vez que el sistema de producción de los coreanos fuera solicitado por otras grandes marcas.

(Te puede interesar: Recomendado Carventuri, canciones al volante)

La expansión

En la década de los 80, bastante frenética para KIA, llegó el tiempo de recoger lo sembrado. Algunos de los modelos más representativos de esos años fueron la furgoneta Bongo (1981), la camioneta Seres (1983) y el modelo Besta, lanzado en 1986, año en el que la compañía firmó un acuerdo con Ford para la fabricación del Pride, automóvil de la marca norteamericana lanzado un año después.

1988: la marca alcanzó el millón de unidades fabricadas y comenzó a diversificar su catálogo con la producción de camiones de 2,5 y 5 toneladas. 

1989: el final de una buena década, caracterizada por la expansión de la marca, vino con cambio de nombre: KIA Motors Corporation. La empresa, además, estrenó una nueva planta en Hwasung.

La fusión Hyundai – KIA

El comienzo de los 90 ‘s está marcado por la apertura de filiales de KIA en Estados Unidos y Europa. Algunos de los modelos más representativos lanzados durante esa década fueron el Sephia (1992), el Sportage (1993), el Avella (1994), el Lotus (1997), el Carnival (1998) y el Río (1999).

El año más importante para el fabricante es 1998, cuando Hyundai Motor, otro gigante coreano, asumió el control de la compañía. Fruto de esta fusión nació el Grupo Hyundai – KIA Automotive, conformado por 21 compañías de la misma unidad de negocio. Eso sí, algo quedó claro: aunque ambas marcas compartían el mismo centro de I+D (investigación y Desarrollo) y sus redes de distribución de componentes, cada marca operaba de manera independiente en el mercado.

La historia de KIA sigue creciendo

En los albores del siglo XXI (específicamente en el 2002), KIA alcanzó las 10 millones de vehículos fabricados y continúo ampliando su catálogo, regalándonos algunos de los modelos más conocidos por el público colombiano como el Río y Carnival II (2001), Cerato (2003), Sportage y Picanto (2004). Así mismo, en 2007 inauguraron nuevas plantas de producción en Eslovaquia y China; y el año siguiente se abrió una nueva sede y centro de diseño en los Estados Unidos.

(Te puede interesar: Conoce el “Plan S”, la apuesta de KIA  hacia el futuro)

La profecía se cumplió. La marca que “emergió de Asia” ahora tiene presencia en más de 170 países y cuenta con más de 40.000 empleados. Desde las primeras bicicletas hasta sus últimos y exitosos modelos ha habido un largo camino. Todo parece indicar que la historia de KIA apenas comienza.

Queremos saber si has vivido alguna historia de carretera a bordo de un KIA. Cuéntanos en los comentarios y recuerda que en Carventuri te ayudamos a que compres el carro de tus sueños en un proceso rápido, confiable y totalmente online.

Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.

Carventuri Toyota
Historias de Carretera,

Historia de las marcas: Toyota

La tercera entrega de nuestra serie de relatos sobre las marcas de automóviles más importantes está dedicada a un gigante japonés que ha conquistado al mundo y, por supuesto, el corazón del público colombiano. En esta nueva entrada del Blog Carventuri prendemos motores y nos adentramos en la historia de Toyota. ¡Bienvenidos!

La historia de Toyota: de los telares a los motores

Japón también tuvo su propia revolución industrial entre finales del siglo XIX y principios del XX. Y uno de los personajes más relevantes de este periodo, que le permitió a Japón convertirse en un estado moderno, fue el inventor e industrial Sakichi Toyoda (sí, con d). Entre otras innovaciones, Toyoda creó una serie de telares automáticos industriales que dieron un tremendo impulso a la industria textil japonesa y fueron el origen de su empresa: Toyoda Automatic Loom, fundada en 1926.

El hijo de Sakichi, el ingeniero Kiichito Toyoda, muy pronto demostró haber heredado el ingenio y visión de su padre. Se unió a la empresa y, siguiendo el legado de Sakichi, presentó el Type G Automatic Loom, una versión mejorada de los anteriores telares que, sin saberlo aún, hizo posible el surgimiento de una de las marcas de carros más grandes del mundo.

(Te puede interesar: La historia de Chevrolet)

Sakichi, por su parte, realizó un viaje a los Estados Unidos y fue testigo del crecimiento de la industria automotriz y del profundo impacto que estaba teniendo este invento en occidente. El industrial vio una oportunidad única de replicar este fenómeno en el país del sol naciente y, tras vender por 100.000 libras la patente del telar creado por Kiichito, le encargó a su hijo la creación de un departamento dedicado exclusivamente a la fabricación de vehículos.

Sakichi Toyoda falleció el 30 de octubre de 1930 y no alcanzó a conocer el Toyoda AA, el primer y revolucionario modelo presentado en 1936. Al año siguiente, a raíz del crecimiento y potencial de expansión del departamento automotriz, se tomó la decisión de establecerlo como una empresa independiente, que seguiría su camino bajo la dirección de su fundador, Kiichiro Toyoda.

Así nació Toyota Motor Company. Y sí, como se habrán dado cuenta, a partir de este momento se reemplazó la t por la d. ¿El motivo? Solo con un sencillo cambio fonético consiguieron un nombre que tenía una mayor recordación y era más fácil de pronunciar para el público japonés. Así comienza la historia de Toyota.

Después de la guerra, la expansión

Durante la Segunda Guerra Mundial, Toyota se dedicó exclusivamente a la producción de camiones para el ejército japonés. El conflicto y la escasez de suministros afectaron profundamente la situación de la empresa, que estuvo a punto de desaparecer. No obstante, después de la guerra consiguieron salir a flote gracias a un pedido de 5.000 vehículos realizado por el ejército estadounidense. A partir de ese momento, las cosas comenzaron a mejorar cada vez más.

Basados en los diferentes avances de Sakichi, Kiichiro Toyoda y el ingeniero Taiichi Ohno desarrollaron entre 1946 y 1975 el TPS (Toyota Production System), sistema de producción de la marca, basado en la máxima eficiencia y un uso óptimo de los recursos. Gracias a este sistema, la marca se consolidó rápidamente en el mercado japonés y revolucionó la industria automotriz. Grandes fabricantes europeos y norteamericanos han recurrido a Toyota para que los asesore en la implementación de modelos de producción en serie más eficientes.

Dicho eso, con las décadas de los 50 y 60 llegó la internacionalización. El Toyota Crown fue el primer vehículo de la marca en llegar al mercado americano en 1957. Para ese momento, el fabricante nipón ya tenía presencia en casi todos los continentes.

Con la crisis… ¿el éxito?

El título es paradójico, lo sabemos. Pero refleja lo que sucedió con Toyota en la década de los 70. 

Les explicamos: En 1973, la Crisis del Petróleo afectó duramente a los fabricantes norteamericanos que, en una época que exigía austeridad y un uso realmente óptimo de los recursos, no contaban con vehículos eficientes con motores pequeños. Esta fue la oportunidad dorada que estaban esperando los japoneses para colonizar definitivamente el mercado americano, que en circunstancias normales era muy difícil y estaba repleto de una competencia muy consolidada.

En el mercado europeo, la consolidación tomó al menos 20 años más. Los 90´s vinieron con una decidida apuesta por llegar al viejo continente. Para cumplir este objetivo, crearon el Toyota Motor Europe Marketing & Engineering – TMME y crearon una base en el Reino Unido (TMUK), territorio en el que la marca gozaba de gran popularidad. 

Así mismo, en la última década del siglo XX, el fabricante japonés estableció bases en Indiana, Virginia y Tianjin y, a partir de 1.999 comenzó a cotizar en las bolsas de Nueva York y Londres.

(Te puede interesar: Toyota Corolla Cross llegaría a Colombia en 2021)

La historia de Toyota: el presente

Una colaboración con Groupe PSA (al que pertenecen Peugeot y Citroën) le permitió a Toyota comenzar a fabricar vehículos en Francia a comienzos del siglo XXI, un periodo en el que la marca hizo una decidida apuesta por la tecnología. El resultado más significativo fue la positiva respuesta del público ante el Toyota Prius, el primer vehículo híbrido de la marca (lanzado en Japón en 1997) que en 2005, en medio de una nueva crisis energética, subió sus ventas un 145%. 

Acá hay un dato para nada menor: Toyota es la única marca en el mundo que ha conseguido fabricar más de 10 millones de vehículos al año desde 2012. Todo gracias al ya mencionado TPS y sus posteriores desarrollos. Actualmente, gracias a modelos como el Corolla, la Fortuner, la Prado, entre otras, la marca que surgió como el negocio alternativo de una fábrica de telares se mantiene como uno de los fabricantes de carros más grandes del planeta.

La historia de Toyota en Colombia comenzó en 1959, cuando el distribuidor Domingo D´Ambrosio trajo la primera camioneta Land Cruiser. A finales de los 60 se creó la Distribuidora Toyota de Colombia Ltda, el primer concesionario de la marca en el país, y solamente hasta la década de los 90 (más específicamente en 1992), se ensamblaron los primeros carros en Colombia.

(Te puede interesar: La historia de Renault)

Cuéntanos en los comentarios si has vivido alguna de tus historias de carretera a bordo de un Toyota. Y si quieres que hablemos de alguna marca o tema en específico, también cuéntanos. No olvides que en Carventuri puedes comprar tu vehículo soñado en un proceso rápido, confiable y totalmente en línea.


Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.

Historias de Carretera,

Historia de las marcas: Chevrolet

En esta entrada del Blog Carventuri, continuamos el recorrido por el origen y crecimiento de las grandes marcas de automóviles que han marcado la industria y, por lo tanto, la vida de todos nosotros. Ahora le toca el turno a una empresa líder con más de 60 años en nuestro país. Segunda estación: La historia de Chevrolet.

Historia de Chevrolet: el origen

El espíritu de la marca Chevrolet está representado en el piloto y mecánico suizo Louis Joseph Chevrolet; un apasionado por los carros que, con curiosidad y conocimiento, construyó un legado que sigue más vigente que nunca. Chevrolet (el hombre, no la marca), nació el 25 de diciembre de 1878 en Chaux-de-Fonds. De su padre, que era relojero, heredó la curiosidad por comprender el funcionamiento de las cosas. Y la llevó mucho más lejos.

(Te puede interesar: La Historia de Renault)

A raíz de la difícil situación económica de su familia, a los 11 años Louis dejó la escuela y comenzó a trabajar en un taller de bicicletas para contribuir a la manutención de sus hermanos menores. Una cosa fue llevando a la otra. De reparar bicicletas, pasó a construir y conducir motocicletas y en ese momento el mundo comenzó a conocer su talento. Años después, alentado por el millonario estadounidense Cornelius Vanderbilt, quien llegó al taller del joven para que reparara su triciclo motorizado y quedó impresionado por sus aptitudes, Chevrolet decidió irse de suiza. Tras breves temporadas trabajando en París y Canadá, finalmente, llegó a su destino: Nueva York.

Gracias a sus logros como piloto, Chevrolet adquirió prestigio internacional y conoció a William C. Durant, uno de los fundadores de la General Company of New Jersey (que más tarde pasaría a llamarse General Motors), quien vio de inmediato el talento del joven mecánico y corredor suizo.

El 3 de noviembre de 1911 en la ciudad de Detroit, Michigan, Louis Chevrolet, William Durant y otros socios fundaron la Chevrolet Motor Company.

Caminos separados

Su primer vehículo, el Classic Six, fue lanzado a comienzos de 1912. Pero pronto llegaron los desacuerdos. Mientras Louis Chevrolet estaba a favor de la calidad y la innovación, Durant quería hacer carros más económicos para el consumo masivo. Por esta razón, en 1913 Chevrolet vendió su parte de la compañía y tomó otro rumbo, aunque esta conservó su nombre.

Después de otros emprendimientos no tan exitosos, el legendario Louis Chevrolet regresó como mecánico al taller de la marca en Detroit. Falleció en su casa en Lakewood en 1941, pero millones de vehículos con su nombre nos recuerdan diariamente el legado que creó y construyó.

(Te puede interesar: Louis Chevrolet, el europeo que logró el sueño americano)

La expansión y la guerra

En 1918 General Motors, una de las compañías más grandes de los Estados Unidos, tomó el control del fabricante de carros, se convirtió en su casa matriz y la historia de Chevrolet dio un giro. Y, aunque el tiempo comenzó a darle la razón a la apuesta de William Durant, el empresario cayó en desgracia después de la depresión de los 20. No obstante, la empresa siguió bajo el mando de William Knudsen y, en la década de los 30, abrió nuevas fábricas en Europa y comenzó su expansión en ese mercado.

La Segunda Guerra Mundial, en la que Estados Unidos ya estaba involucrada directamente, llevó a Chevrolet, como a muchísimas industrias, a producir para la guerra. En 1942 suspendió temporalmente la fabricación de automóviles para concentrarse en la fabricación de armamento militar. Terminada la guerra, reanudó la producción de carros para la población civil.

Sin territorios bombardeados ni las enormes consecuencias que tuvieron que pagar los países europeos a raíz de la guerra, Estados Unidos se consolidó en el escenario mundial, al igual que su economía. En este contexto de tremenda bonanza económica, iniciando la década de los ´50, llegó el emblemático Corvette. Así mismo, en 1955 sucedió otro hito: Chevrolet consiguió superar en volumen de ventas a Ford, su gran competencia, por primera vez en la historia.

El dilema nipón

Durante los alocados 60´s, y a pesar de los profundos conflictos sociales en el país, continuó la prosperidad económica y la marca dio dos golpes de autoridad con modelos inolvidables: el Camaro (1963) y el Malibú (en 1966). Pero en la década siguiente llegó la crisis, no solo para Chevrolet, sino para toda la industria automotriz norteamericana.

La llegada de gran cantidad de vehículos japoneses, sofisticados y con precios competitivos, asestó un duro golpe a las empresas nacionales, que debieron esforzarse para recuperar su porción del mercado. Los modelos Vega y Monte Carlo fueron la respuesta de Chevrolet para capotear la crisis.

La década siguiente General Motors decidió invertir la situación e ir tras la conquista del mercado asiático. Realizó alianzas con Suzuki, Isuzu, Toyota y Fuji Heavy Industries y, los antes rivales en el mercado, se convirtieron en aliados estratégicos. Esta década también vio el nacimiento de la popular línea Chevette, con autos más pequeños y con menos consumo de combustible, que fueron bien recibidos por el público.

La historia de Chevrolet: el presente

En 2016, General Motors retiró sus vehículos del mercado europeo para poder fortalecer el mercado de Opel, otra de sus marcas. No obstante, rumores aseguran que actualmente se está considerando esta decisión y la marca podría regresar al viejo continente. Pero son solo especulaciones.

La historia de Chevrolet sigue. Actualmente, con modelos como el Cruze, el Sonic, el Aveo o el Spark, Chevrolet tiene presencia en más de 130 países. Así mismo, en conmemoración de su segundo centenario, la marca presentó el Chevrolet Volt, el primer vehículo eléctrico fabricado en serie. 

La historia de Chevrolet en Colombia la ha escrito General Motors Colmotores, empresa fundada en 1956 que, hasta la fecha, ha ensamblado más de un millón de vehículos. El pasado 8 de agosto se cumplieron 64 años desde que el primer automóvil, de la marca inglesa Austin, salió de sus fábricas, y la historia no parece tener un fin próximo.

(Te puede interesar: GM Colmotores, 64 años moviendo al país)

¿Alguna de tus historias de carretera ha sucedido a bordo de un Chevrolet? Cuéntanos en los comentarios y escríbenos de cuál marca quieres que hablemos. Y recuerda que en Carventuri puedes comprar tu vehículo soñado en un proceso rápido, confiable y totalmente en línea.
Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.

Carventuri Renault Historia
Historias de Carretera,

Historia de las marcas: Renault

Los carros que hemos tenido a lo largo de la vida hacen parte de nuestra historia familiar y personal. Los recordamos por su olor, su color y por todo lo que vivimos en los recorridos. De una u otra forma nos han marcado. En esta nueva serie del Blog Carventuri iremos un poco más lejos y exploraremos junto a ustedes los relatos de grandes marcas que han dejado su huella en la gente, desde su origen hasta su presente. Primera estación: la historia de Renault.

Historia de Renault: el origen 

La sociedad Renault Frères fue fundada el 25 de febrero de 1898 por los hermanos Louis, Fernand y Marcel Renault, en una cabaña ubicada en la localidad de Boulogne-Billancourt, a media hora de París; y nació con dos objetivos claros: la innovación y la implementación de sistemas eficientes de fabricación.

Desde el principio, los hermanos Renault (y principalmente Louis, cabeza de la empresa), vieron en las competencias de autos una verdadera oportunidad de adquirir nuevos conocimientos para mejorar sus modelos y obtener una exposición positiva. El primer carro presentado por la marca, un año después de su fundación, es el Voiturette Tipo A. Los resultados fueron positivos de inmediato y este carro ganó tres importantes carreras. La cosa prometía…

La producción en serie

La primera década del siglo XX fue muy importante para la historia de Renault, ya que se crearon las primeras subsidiarias en Inglaterra y Alemania. Así mismo, en 1905 recibieron su primer gran pedido: 250 taxis. Esto los llevó a ampliar sus instalaciones y comenzar a producir en serie. Años después, estos taxis transportarían a las tropas francesas a la Batalla de Marne, en la Primera Guerra Mundial; razón por la cual recibieron el apodo popular de Taxi de Marne

El comienzo de la segunda década del siglo XX fue muy positivo para Renault. El proceso de expansión fuera de Francia iba viento en popa y los múltiples pedidos del ejército francés los llevaron a la apertura de nuevas plantas. En 1911 fueron los primeros en implementar en Francia el conocido taylorismo (la división de tareas en las empresas) e incrementaron exponencialmente su producción. Al finalizar el año superaron los 10.000 vehículos fabricados.

Pero el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918) obligó a Renault, como a la mayoría de las grandes empresas de Europa, a tomar otro rumbo e involucrarse en la economía de guerra. Durante esos años fabricaron ambulancias, aviones, camiones, camillas e incluso carros de combate, importantes para el posterior triunfo de la Triple Entente (Francia, Gran Bretaña y Rusia).

(Te puede interesar: Historias de carretera)

La Segunda Guerra Mundial

La Gran Guerra contribuyó a un crecimiento acelerado que se consolidó en las décadas de los 20 y los 30; en las que llegaron a alcanzar una producción anual de más de 58.000 vehículos. Pero comenzó la Segunda Guerra Mundial y, con la llegada del ejército alemán a Francia, cambiaron las reglas del juego y la historia de Renault.

Las historias de la invasión nazi en Francia están llenas de polémica. Mientras una parte de la población estaba decidida a resistir el incontrolable ascenso de Hitler, la otra colaboró con los alemanes. Las fábricas de Renault que fueron incautadas en 1940 por los alemanes, fueron devueltas a sus dueños con la condición de que fabricaran vehículos para su proyecto de guerra.

A partir de ahí se desencadenaron una serie de sucesos dramáticos. Durante la guerra varias de las fábricas, incluida la principal en Boulogne-Billancourt, fueron bombardeadas por los aliados. Y tras la retirada de los alemanes de Francia en 1944, Louis Renault y Renè de Peyrecave, director general de la compañía, fueron llamados a la justicia y arrestados por colaborar con el ejército nazi. Louis Renault murió el 24 de octubre de 1944 en prisión. Al año siguiente, el Estado francés nacionalizó la empresa, que pasó a llamarse Régie National des Usines Renault (Agencia Nacional de Fábricas Renault).

La expansión definitiva

La década de los 60 es muy importante para la historia de Renault ya que, durante esos años, se sentaron las bases de lo que es hoy en día la compañía. Durante esos años creció el catálogo de vehículos y, entre otros, presentaron el icónico R4 y el primer modelo de gama alta: el R16. Además, comenzaron un proceso de expansión que los llevó a abrir fábricas en Madagascar, Portugal, Venezuela, Uruguay, Canadá, Malasia, Rumania, Singapur, Trinidad, Tunez y una más en casa (Sandouville). Y como la cereza del pastel, inauguraron sus nuevas oficinas en los Campos Elíseos.

1968, uno de los años más agitados de la historia francesa, vio salir de las fábricas de Renault el automóvil 1 millón.

Los 70 y 80 fueron décadas de aprendizaje y crecimiento que vieron nacer algunos de los modelos más icónicos de Renault como R5, el R25 y el Clio, y ayudaron a consolidar a la compañía  francesa como una de las empresas de carros más importantes.

La historia de Renault: el presente

Los 90 trajeron un hito importante en la historia de Renault: después de más de 50 años, en julio de 1996 la empresa vuelve a ser privada. Así mismo, vinieron años de expansión y crecimiento, gracias a las alianzas estratégicas con otros grandes del automovilismo como Nissan.

Desde el  inicio del siglo XXI hasta la actualidad, Renault se ha mostrado más comprometido que nunca con la innovación y ha hecho una apuesta decidida por los vehículos eléctricos con modelos como el Fluence Z.E, el ZOE, el Twizy y el Kangoo Z.E.

(Te puede interesar: 15 de julio de 1970, el día que el Renault 4 llegó a Colombia)

Renault, el más colombiano de los franceses

El año pasado se cumplieron 50 años de la llegada de Renault a Colombia a través de Sociedad de Fabricación de Automóviles S.A., mejor conocida como Renault Sofasa. El Renault 4, primer modelo de la marca ensamblado en el país en 1969, tardó un poco en posicionarse en el mercado pero, una vez lo consiguió, se volvió un sello de identidad nacional y fue un hito fundamental para nuestra economía. Muchos de nosotros tenemos historias de vida a bordo del popular “Amigo fiel”, nombre con el que bautizaron cariñosamente al vehículo.

Mucha agua ha corrido bajo el puente desde ese momento. Más de cincuenta años y un millón trescientos mil carros ensamblados después, la relación Colombia – Renault continúa sana y estable. La empresa es una de las productoras de carros líderes en el país. 

(Te puede interesar: Renault en Colombia, 50 años y un solo 4)

¿Alguna de tus historias de carretera ha sucedido a bordo de un Renault? Cuéntanos en los comentarios y escríbenos de cuál marca quieres que hablemos. Y recuerda que en Carventuri puedes comprar tu vehículo soñado en un proceso rápido, confiable y totalmente en línea. Y no solo de Renault 😉
Suscríbete al Blog Carventuri y cada semana recibe consejos útiles y artículos sobre movilidad.